IMPLANTES OSTEOINTEGRADOS EN DEDOS DE LA MANO

Dr. Ricardo Galán

Pionero de esta Técnica 

Oseo Integración de la placa.
Oseo Integración de la placa.

press to zoom
Protesis
Protesis

press to zoom
Adaptación.
Adaptación.

press to zoom
Oseo Integración de la placa.
Oseo Integración de la placa.

press to zoom
1/3

Estas a un Click, de un buen resultado. Consultanos...

La osteointegración describe la habilidad ósea de adherirse directamente a una superficie no biológica, promoviendo una interacción directa funcional y estructural entre la superficie ósea y el material utilizado (titanio) La  osteointegración viene siendo utilizada por los odontólogos desde 1950  y  son los más conocidos. Los implantes dentales consisten en colocar un tornillo en el maxilar superior o inferior (mandíbula) y posteriormente una vez se ha producido la osteointegración se coloca el diente o el molar que hace falta. Años más tarde se comenzaron a usar placas y tornillos de osteointegración para la reconstrucción de defectos en la cara 

secundarios a trauma o a consecuencia de cirugías por cáncer. Igualmente se encuentra una amplia experiencia a nivel mundial con la colocación de prótesis de oreja para los pacientes que han nacido sin ella  (microtia).

Los implantes osteointegrados en dedos de la mano utilizan el mismo principio, se coloca en éste caso una placa con dos o tres tornillos sobre el muñon de amputación del dedo, se esperan unos meses esperando a que se integren la placa y los tornillos a la falange y  posteriormente se coloca una prótesis digital en silicona que se fija a la placa por medio de imanes. Este es un procedimiento relativamente nuevo, los primeros casos reportados datan de 1996 realizados con tornillos sólamente, y en Colombia estamos usando la técnica con placa y tornillos desde hace unos cuatro años aproximadamente. El Dr. Galán es el pionero en la colocación de la placa de osteointegración en dedos de la mano en el mundo.


Los pacientes candidatos a implantes osteointegrados para dedos de la mano, deben ser pacientes que tengan un buen estado de salud general, sin enfermedades autoinmunes, sin diabetes, sin artritis ni artrosis degenerativa, en su gran mayoría deben reubicarse laboralmente después de la cirugía, pues al tener un imán fijo a la falange del dedo amputado por medio de la placa, no pueden estar expuestos a trabajos pesados, que tengan que usar la fuerza con las manos, ni estar expuestos a contaminación,  pues se puede sobreinfectar el  Implante y por lo tanto no se obtendría un buen resultado, que incluso podría necesitar el retiro de la placa y los tornillos porque se comprometa el hueso (osteomielitis).